Saúl Alinsky – Tacticas para Radicales – Regla 8 – Mantenga la Presión con Diferentes Tácticas

 

Regla 8: Mantenga la Presión con Diferentes Tácticas y Utilice los Eventos Actuales para Su Propósito.

La mayoría de las personas que conocen algo sobre Saúl Alinsky y sus Reglas para Radicales está familiarizada con las reglas 5 y 13. Esas dos tácticas han obtenido más publicidad que la combinación de todas las demás, pero la regla 8 está realmente más centrada al enfoque de Alinsky que cualquiera de las otras, con la posible excepción de la regla 10, que en realidad es casi una reafirmación de la regla 8. La regla 8 demanda mantener la presión. En concreto, menciona tres formas de mantener la presión sobre la oposición:

  1. Usar diferentes tácticas.
  2. Use acciones diferentes.
  3. Use todos los eventos actuales para su propósito.

 

Guia para el Completo Idiota

Primero, analicemos el concepto de presión, y a continuación, examinaremos los tres  métodos que Alinsky sugiere como medios para aplicar esa presión. Los animo a leer acerca de la Reacción en Cadena (en Ingles) para familiarizarse más con el énfasis que pone Alinsky en cómo la presión, por cualquier medio necesario, es fundamental para propiciar el cambio deseado.

El genio de Alinsky es su conocimiento para organizar a personas que aparentemente son  débiles en la sociedad y así poder utilizarlas para manipular a quienes tienen el poder, con el  objetivo de derribarlo. Esperan con esto destruir la sociedad para luego moldearla a su gusto desde cero.  Por supuesto, la nueva sociedad sería construida sobre los ideales de lo que Alinsky considera equidad,  por lo tanto, para Alinsky sería intrínsecamente superior. Si esto les recuerda a Karl Marx, no es casualidad. Mientras Alinsky no pretende ser un marxista (él sueña con ser un reformador más en la línea de Thomas Jefferson que de Karl Marx), pero indudablemente sus sugerencias están fuertemente inclinadas hacia Marx. Sin embargo, lo hizo sustancialmente diferente a Marx.

En el Manifiesto Comunista Marx y Engels dicen:

El movimiento proletario es un movimiento autoconsciente, independiente de la inmensa mayoría, en interés de la inmensa mayoría. El proletariado, el estrato más bajo de nuestra sociedad actual, no puede remover, no puede levantarse a sí mismo, sin que el conjunto de la superestructura en los estratos de la sociedad oficial los eleve por los aires.

Marx y Alinsky difieren en su visión de cómo el capitalismo en última instancia caería. Marx vio como inevitablemente un violento derrocamiento de la burguesía (ricos) por el proletariado (pobres), mientras Alinsky imaginó una transición pacífica, aunque caótica, del capitalismo hacia cierto tipo de socialismo utópico. Ambos hombres, sin embargo, abrazaron la idea de que la clave para el inevitable colapso del capitalismo requiere organizar a los “pobres” porque por simple cantidad, si trabajan en concierto esto les permitiría lograrlo. Esta es la premisa fundamental de la organización comunitaria. Irónicamente es también la razón por la que el Presidente Obama no puede implantar su agenda completa. Sin el apoyo de la clase burguesa, Obama carece de la influencia política. El ahora, cambiando de táctica, se convirtió en otra persona, presentándose como defensor de las minorías; una metodología que se ha utilizado con diversos grados de éxito, pero que tanto Alinsky como Marx aceptarían que son totalmente incapaces de alcanzar el fin último; derribar el statu quo.

Tácticas Diferentes:

En las Reglas para Radicales Alinsky dice:

Puede que no haya recetas para situaciones concretas, porque la misma situación rara vez se repite, así como la historia que se repite. Las personas, las presiones y los patrones de alimentación son variables, y una combinación particular existe sólo en un determinado momento – incluso entonces las variables están constantemente en un estado de flujo. (Reglas para Radicales, p. 139)

 Alinsky estaba completamente consciente de que los aspirantes a organizadores comunitarios simplemente no tenían la capacidad de ver el panorama completo, carecían de la imaginación para variar las tácticas de conformidad con el principio de reemplazo, en lugar de eso, se aferraban a una aplicación literal de las  tácticas de Alinsky. Esto es lo que dice Alinsky acerca de estos aspirantes a organizador comunitario: 

 

Dudo en detallar aplicaciones específicas para estas tácticas. Recuerdo una desafortunada experiencia con mi Llamado para Radicales, en el que he ido recogiendo cuentas de las acciones particulares y tácticas empleadas en la organización de una serie de comunidades. Durante algún tiempo, después de que el libro fue publicado, recibí informes de que los organizadores estaban utilizando este libro como un manual, y cada vez que se enfrentaron con una situación desconcertante se retiraron a algún portal o callejón ¡hurgando en el libro para encontrar la respuesta! (Reglas de radicales, p. 139)

 Alinsky nunca imaginó su trabajo como una herramienta de corte para lograr el cambio. En su lugar quiso proporcionar el marco con el que individuos creativos pudieran construir exitosas metodologías para alterar la estructura de poder en América. En la administración  Obama son de hecho muy creativos en la aplicación de los principios de Alinsky sin ser esclavos literales de las tácticas, tal y como las describe Alinsky en sus libros. La forma en que la administración de Obama fue capaz de empujar la ley de cuidado de salud asequible (Obamacare) justamente es un ejemplo perfecto de la creatividad de Obama y La Casa Blanca en el uso de los principios de Alinsky. Diferentes tácticas fueron clave para dar paso a Obamacare. Inicialmente, fue introducido como el “derecho de cada estadounidense”, pero como el público se opuso (especialmente después de las reuniones del Ayuntamiento, celebradas por los miembros del Congreso en el otoño de 2009) Obama y compañía ajustaron sus tácticas. El siguiente paso fue una letanía de lastimeras historias, algunas de las cuales probablemente fueron fabricadas, a fin de atraer la simpatía de los estadounidenses, que siempre ha sido un pueblo fundamentalmente compasivo. En reuniones del ayuntamiento Obama también utilizó ‘partidarios’  para empujar el mensaje de salud en la dirección deseada.

Enojo por Nueva Ley de Salud (Obamacare)

Esta táctica tuvo cierto éxito, pero fue insuficiente para conseguir que el proyecto de ley pasara en el Congreso; entonces nuevamente ajustó la táctica. Después de repetidas declaraciones del líder de la mayoría, el Senador Harry Reid, de que la reconciliación no se utilizaría para pasar la ley de salud y tras la muerte del Senador Kennedy, así como la elección de Scott Brown como Gobernador en Massachusetts, esto pareció indicar que “Obamacare” había muerto en las aguas. Sin embargo, la administración de Obama hizo otra corrección de curso, repentinamente la reconciliación, fue una práctica aceptada y comúnmente utilizada; entonces “Obamacare” estuvo listo para ser firmado como ley por el Presidente.

 

 

Diferentes Acciones:

Mientras las diferentes acciones no sean muy diferentes de las distintas tácticas, solo habrá distintos matices. Las Tácticas son las ideas mientras que las acciones son la aplicación de esas ideas. Como dijo Alinsky:

Fallé con los organizadores que entrené, algunos solo memorizan las palabras, las relacionan las experiencias y conceptos. Escucharlos fue como escuchar una cinta reproducir mi presentación palabra por palabra. Claramente hubo poca comprensión; visiblemente no podían ser más que una organización elemental. El problema con muchos de ellos era y es su incapacidad para comprender que en una situación concreta, lo que expresen es significativo sólo en relación a su entendimiento del concepto general. En su lugar ven la acción específica como el punto final. Les resulta difícil comprender el hecho de que ninguna situación se repite, que ninguna táctica puede ser precisamente la misma. (Reglas para Radicales, p. 67)

 Ven la acción específica como el punto final.  En otras palabras, Alinsky sintió que los aspirantes a organizadores comunitarios caían demasiado fácilmente en un patrón de promulgar tácticas de una manera saturada, cansada y poco imaginativa. Cuando se camina por la calle se podría tener un mejor enfoque con un conjunto de circunstancias, las diferentes situaciones podrían fácilmente llevar a  enfoques muy diferentes. A modo de ejemplo, Alinsky cita una instancia en la que reunió un centenar de negros para crear estragos en un concierto de la Sinfónica. Antes del concierto les dio a comer grandes porciones de frijoles horneados y entraron en la sala masivamente. Él relata que el concierto tuvo muchos momentos silenciosos, los resultados eran previsibles y eficaces para crear una perturbación sin una reunión masiva, marchar por las calles o formar piquetes fuera del edificio. (Reglas de radicales, p. 140) Alinsky concluye su relato diciendo, “Imagine la escena cuando comenzó la acción ¡El concierto pudo haber terminado antes del primer movimiento! (Si esto es un resbalón freudiano- ¡que así sea!)” (Reglas de radicales, p. 140)

Utilizar todos los eventos del período de su propósito

¿Quién puede olvidar estas palabras del jefe del gabinete del Presidente Obama, Rahm Emmanuel?

“No queremos que una grave crisis se desperdicie. Con esto quiero decir que  representa una oportunidad para hacer cosas que no podías hacer antes.”

Nunca Querrás Desperdiciar una Grave Crisis…(Video)

Puede ver la entrevista completa de Charlie Rose con Rahm Emanuel Aquí. A la mayoría de los estadounidenses estas palabras sonaron extrañamente fuera de lugar y extremadamente insensibles hacia los que sufren la crisis financiera masiva que en este momento tiene lugar, pero para aquellos que entienden a Alinsky, les parecía no sólo oportunas, sino predecibles. La administración de Obama ha sido bastante eficaz en la utilización de los acontecimientos de la época para sus fines. La crisis financiera fue una excusa para derrochar casi 1 billón de dólares en “estímulo” que a fin de cuentas de “estimulo” tuvo muy poco, pero que si sirvió  para endeudar más al Gobierno Federal,  a los Estados, sindicatos y otras administraciones. Cuando no existe crisis siempre se puede fabricar una, y esto es precisamente lo que ellos hicieron con “Obamacare”.

Mientras que nadie puede argumentar que no era necesario un cambio en la atención de la salud, el cambio que se promulgó buscó más la consolidación del poder del Gobierno Federal que realmente reducir los costos y brindar atención a más personas en forma sostenible. Lo dicho anteriormente demuestra que historias, destinadas a tocar las fibras del corazón de los estadounidenses, abundan. Muchas de esas historias fueron descaradamente, inventadas.

El derrame de petróleo de BP proporcionó otra crisis a la que sacar provecho y así se convirtió en un trampolín para cerrar las perforaciones de petróleo en el Golfo de México y por lo tanto ayudó a la administración de Obama a imponer su agenda “Verde”. En el mismo sentido, el cambio climático viene siendo empujado continuamente por el Gobierno Federal, “salvar el planeta” es lo que utiliza como la razón necesaria para controlar que tipo de empresa y que fuentes de energía se deben permitir para sobrevivir. Asimismo, la crisis financiera también otorga la administración de Obama la capacidad de elegir ganadores y perdedores en la industria financiera e incluso en la industria automotriz. Podríamos seguir, pero usted ya tiene el punto.

Esta administración es experta en utilizar cada crisis para impulsar alguna parte de su agenda. Ya usted está listo para anticipar como Obama y su administración intentará utilizar el próximo desastre que se produzca. Afortunadamente, noviembre de 2010 demostró que “Nosotros el Pueblo” estamos todavía a cargo y que mientras nos mantengamos informados y comprometidos en el proceso, podremos frenar e incluso revertir algunas de las cosas que el Gobierno nos ha venido haciendo.

Conclusión

 La regla octava es fundamental para el verdadero entendimiento de Alinsky, sus tácticas y cómo la administración actual hace uso de ellas. La presión es la clave. Debe ser constante y variada para lograr sus propósitos, y cualquier catástrofe será vista por ellos primero a través de la lente de la ganancia política, y sólo secundariamente a la luz de sus consecuencias humanas.

Recuerde que la intención de los Conservadores no es adaptarse a las tácticas de Alinsky, sino reconocerlas y estar listos para usar nuestros derechos constitucionales para oponernos a ellas de una manera pacífica pero contundente. Como Alinsky dice, “la acción está en la reacción”. No permita que lo conviertan en uno de ellos en su afán por detenerlos. Mantenga la calma y confíe en que ¡el pueblo estadounidense, de conformidad con sus derechos constitucionales puede superar cualquier embestida!

 

Traducido de:  AlinskyDefeater’s Blog

 Por @Space912

Comentario del traductor:

Aunque estas traducciones toman como ejemplo a Obama y su administración, estoy seguro que el lector conseguirá ejemplos similares en muchos otros regímenes o centros de poder. Nosotros, los electores tenemos el deber de estar atentos siempre, recordemos que los gobiernos  en su eterna búsqueda de perpetuarse en el poder, producen solo  impedimentos a través de múltiples regulaciones.

.

About Space912

Libertad: Herencia que necesita ser defendida cada día!
This entry was posted in Saúl Alinsky: Tácticas para Radicales and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s