Saúl Alinsky Tácticas para Radicales – Regla 11: Si Empuja lo Negativo Suficientemente Fuerte y Profundo Atravesara hacia el Lado Opuesto.

 

 La undécima regla dice:

Si Empujas lo Negativo Suficientemente Fuerte y Profundo Atravesara hacia el lado Opuesto

Honestamente. ¿Realmente sabe lo que esto significa en términos de las tácticas de Alinsky? En Reglas para Radicales, Alinsky continúa su exposición de la regla XI diciendo: 

“…esta se basa en el principio de que cada positivo tiene su negativo. Ya hemos visto la transformación de lo negativo en positivo, en el desarrollo de Mahatma Gandhi de la táctica de resistencia pasiva.”

Además, esto lo continúa con una historia y es en ese relato que el significado verdadero de la regla XI se hace evidente. Permítanme primero tomar la referencia de Gandhi y si usted me permite citar la historia que sigue con cierto detenimiento, tal vez pueda arrojar algo de luz sobre este bastante enigmático principio de Alinsky.

En primer lugar, ¿cómo ilustra Gandhi el empujar un negativo a través de su lado contrario? Gandhi, quien más tarde fue emulado por el Dr. Martin Luther King Jr. descubrió el poder de lo negativo para lograr resultados positivos. Cuando uno se enfrenta con claras desigualdades es común elegir alguna exhibición de fuerza como remedio. La metodología revolucionaria de Gandhi fue resistir la fuerza no con fuerza, sino con pasividad. Además, al igual que con Martin Luther King Jr., fue descubierto un nuevo método de revolución a seguir. Utilizando lo negativo, pudieron lograr un profundo cambio positivo. Aunque el concepto no es nuevo pues se remonta a las enseñanzas de Jesús y otros, fue una ejecución fresca de estas tácticas en un mundo muy diferente.

En Reglas para Radicales Alinsky relata más adelante en la regla XI,

“Una Corporación, nos organizamos en su contra para la aplicación continua de presión primero robando en mi casa, luego utilizamos las llaves sustraídas en el robo para entrar en el área de oficinas de la fundación donde trabajo y asaltarlas. El pánico en esta Corporación era claro debido a la naturaleza de lo hurtado, ni yo ni nadie tomo nada para hacer parecer que los ladrones estaban interesados en un botín ordinario – solo fueron tomados registros que aplican a la Corporación. Incluso el ladrón más aficionado habría tenido mejor sentido que lo hecho por la agencia de detectives privada contratada por esa corporación. Los departamentos de policía en California y Chicago estuvieron de acuerdo, “La Corporación podría haber dejado huellas dactilares por todo el lugar.” 

Alinsky agrega,

“Cuando una Corporación comete este atropello; entrar a robar en mi hogar y oficina, mi reacción pública visible es de susto, horror e indignación moral. En este caso, hicimos saber ante un Subcomité de investigación del Senado de Estados Unidos que este crimen se estaría enfrentado finalmente y  así también toda una serie de negligencias. Una vez investido, con inmunidad del congreso, lo haríamos de conocimiento público. Esta amenaza, además de ser un atentado contra mi vida fue hecha en el sur de California, tenía la corporación en un lugar donde sería públicamente sospechosa en el caso de asesinato”. 

Finalmente, concluyó Alinsky,

“En un momento, me encontré a mi mismo  en un motel de treinta habitaciones donde cada habitación estaba ocupada por hombres de seguridad. Esto se convirtió en otro diablo en el armario para esta corporación y para mantenerla bajo presión”.

 Una vez más, vemos un ejemplo de cómo algo negativo puede ser realmente transformado en positivo cuando es manejado hábilmente. Por arrojar luz sobre las acciones negativas de la Corporación y dejando claro, que esas acciones podrían y saldrían a la luz de una manera poco favorecedora, Alinsky fue capaz de darle vuelta a la situación para su beneficio.

Note también que Alinsky concluye que el éxito fue porque le permitió sostener la presión. Nunca pierda de vista el hecho de que todo el énfasis en el modelo Alinsky’ está en mantener la presión constantemente. Quien mantiene la presión, eventualmente gana la batalla.

Para obtener un ejemplo más actual y relevante de cómo sigue siendo utilizada la regla XI no necesitamos mirar más que el uso constante en la “Guerra de Clases” implementada por Obama y su administración. Los que están creando el sufrimiento de los “desposeídos” en la sociedad según Obama y su administración son los llamados “peces gordos” (fat cats) de Wall Street, que con tanto dinero que no saben ni qué hacer con él. Dejando de lado el tinte marxista y el hecho de que Obama toma partido en el capitalismo “amiguista” con los llamados “peces gordos” Obama los difama y calumnia, examinemos cómo su estrategia de guerra de clase es simplemente una extensión de la décima primera regla.

Seguir empujando lo negativo. Mantener la presión. Seguir recordando al público la disparidad de ingresos en cada oportunidad. No importa el hecho de que la disparidad de ingresos en América es mucho menor que en otros países, o incluso los estadounidenses más pobres son ricos para los estándares mundiales o el hecho de que en buena medida los mismos programas que propugna Obama es lo que mantiene a los estadounidenses más pobres están atrapados en la pobreza. Dejando todo eso a un lado, puede verse que la estrategia es recordarles a las personas pobres que son pobres y culpar a su pobreza a los ricos.

Sin embargo, si se es pobre, ¿es pobre porque alguien es rico? Bueno, posiblemente si esa persona rica le robó el dinero que ahora posee a usted, de otra manera, no es tanto así. La riqueza es no un juego de sumar ceros, pero la guerra de la clase es una herramienta eficaz para incitar al descontento entre ambos grupos. Los pobres estarán airados pues tienen que ver los lujosos estilos de vida de los ricos sin poder participar, mientras que los ricos son espoleados con la misma estrategia, ya que temen que el Gobierno trate de tomar su riqueza y redistribuirla.

Nuevamente, dejemos de lado el marxismo, vamos a consideras como esto es solo otra manera en la que Obama y su administración continúan viviendo su vida política bajo las Reglas para Radicales.

Recuerde lo que la regla XI busca: Empujar lo Negativo Suficientemente Fuerte y Profundo hasta Atravesar al Lado Opuesto y que el principio fundamental de la enseñanza de Alinsky es que esa modificación la consiguen aquellos que mantienen la adecuada presión. La Guerra de Clases satisface perfectamente esos requisitos.

Presionando lo negativo de la disparidad de ingresos, la administración es capaz de defender su caso ante público estadounidense haciéndolo sonar de manera en la que sean los republicanos los que luzcan como desalmados “súper-capitalistas”, quienes preferirían dejar a los pobres morir de hambre antes que permitir que a cualquier estadounidense rico se le aumentara un centavo en impuestos. Posponiendo los recortes en el gasto publico que no son vinculantes para futuros congresos y aceptando millones en donaciones de estadounidenses muy ricos Obama erosiona aplicando presión tanto al Congreso como a Wall Street, de una manera tal que estos pareciesen ser responsables de los males económicos en Estados Unidos.

Mientras que el desempleo y capitalismo amiguista prosperan, Obama no hace absolutamente nada que ayude a paliar ambos problemas, pero solucionar el problema no es la meta. Arreglar las cosas nunca ha sido el objetivo de las tácticas de Alinsky. Al contrario Alisnky diseño estas tácticas para agitar, no para mitigar. El uso de la regla 11 de Alinsky contribuye no para el bien de los americanos ricos o pobres, sino para la fortuna política de un solo hombre: Barack Hussein Obama.

El libro de  AlinskyDefeater  incluirá métodos mucho más prácticos mediante los cuales aprenderá a utilizar o difundir las tácticas de Alinsky, pero como de costumbre, al menos nos ofrece un brote de cómo contrarrestar estas tácticas.

¿Recuerda la doctrina de Bush? ¿Usted sabe con qué tropezó a Sarah Palin? En esencia la razón fue que América debe intervenir en los asuntos exteriores cuando sean amenazados sus intereses.

¿Recuerda a Obama y el conflicto en Libia? ¿Sabe usted que a diferencia de Bush, Obama no consiguió ninguna aprobación del Congreso para sus acciones?

Se trata de una zona donde usted puede insertar algo negativo y empujarlo hacia su lado contrario y como bono, los liberales tendrán que admitir que Obama es como George W. Bush y además, que la izquierda ha sido ilegalmente más intervencionista con Obama que con Bush.

Adular a Obama por mantener la base naval de Guantánamo (Gitmo) abierta, el aumento de los ataques con aviones no tripulados (Drone), hacer caso omiso de la soberanía fronteriza para eliminar a Bin Laden y por ser abiertamente intervencionista más allá incluso de la doctrina Bush, usted debería tener algunas animadas conversaciones con la izquierda; conversaciones que empujaran lo negativo suficientemente fuerte y profundo para atravesarlos hasta el lado opuesto.

Original de:  AlinskyDefeater’s Blog

Traducido por @Space912

About Space912

Libertad: Herencia que necesita ser defendida cada día!
This entry was posted in Saúl Alinsky: Tácticas para Radicales and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s