Antes Escéptica Dice Haber Muerto e Ir Al Cielo – Nos Describe Su Conversación Con Dios

Crystal McVea siempre fue feligrés, pero en su corazón, nunca estuvo realmente convencida de la existencia de Dios. Eso cambió después de tener una experiencia cercana a la muerte que la trajo cara a cara con su Creador.

waking-up-in-heaven En su libro, “Waking Up in Heaven,” McVea detalló su experiencia con la muerte a consecuencia de complicaciones por la pancreatitis. Durante el ajetreo de los médicos para salvarla, la esposa y madre de cuatro hijos dice que ascendió a los cielos, conoció a los Ángeles e interactuó con Dios.

McVea, del sudoeste Oklahoma, sabe que su historia suena increíble, por lo cual casi no escribe su ibro. Pero al final, decidió que debía ser escuchada.
En una entrevista con TheBlaze, McVea dijo que una vez fue la más grande escéptica, que no pudo ajustar el dolor y el sufrimiento que pasó como niña maltratada, con la existencia de un supuestamente amoroso Dios.

Pero ella dice que su experiencia en el cielo cambió todo eso.

¿Cómo Terminó en el Cielo?

La ex profesora recuerda estar en el hospital el 10 de diciembre de 2009. Después de accidentalmente sobre dosificarse con analgésicos, los médicos llaman código azul y trabajan en McVea entre siete a nueve minutos, todo mientras su madre veía con horror como su hija se moría.

“Recuerdo casi cada detalle. Recuerdo estar en la cama. Mi madre estaba a mis pies y recuerdo partir a la deriva, recuerdo haber abierto los ojos y decirle que la amaba,” recuerda McVea. “Recuerdo cerrar los ojos en esa cama y al abrirlos yo estaba parada en el túnel de luz más bello que alguna vez pudiera describir”.

McVea dijo que al instante supo que estaba en el cielo. La diferencia dentro de ella fue notablemente profunda. Toda emoción o sentimiento negativo se habían ido, dijo que era como si todo el conocimiento hubiera sido descargado instantáneamente a su cerebro.

“En la tierra estaba encadenada con emociones humanas como la vergüenza y la culpabilidad”, dijo a TheBlaze. “Yo tuve un aborto cuando era adolescente. Después de ese aborto yo pensé, “ahora si estoy acabada — si El es real, ya nunca podría amarme”.

Pero en el cielo esos pensamientos de repente se habían ido. McVea dijo que aunque sabía que estaba muerta, fue superada por un nivel de felicidad que nunca había sentido.
Pronto se dio cuenta de que no estaba sola.

“Tenía dos ángeles de pie a mi izquierda, los reconocí como ángeles inmediatamente… tomaron formas vagamente humana”, dijo, describiéndolos como emitiendo luz ámbar.
Recuerda comunicarse con los Ángeles, pero que no necesitaba a usar palabras para hacerlo; era como si todos ellos podían hablar telepáticamente y sin esfuerzo uno con el otro.

Reunión con Dios

No tardo mucho en darse cuenta que había una tercera y cercana figura. A su derecha, McVea dijo que había reconocido a Dios. Después de años lamentándose sobre Su existencia y preguntándose por qué hubiera permitido el sufrir abuso sexual a una edad tan joven, así como otros desafíos, dijo que al instante cayó ante El en adoración.

“Lo que vi y sentí era sólo esta hermosa, radiante y esplendorosa luz. Es esa la única palabra que siquiera puedo pensar para decir”, dijo a TheBlaze. “Pero era muy consciente de que yo estaba frente a la presencia del único Dios verdadero. Soy una cristiana. Creo que fue la presencia del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”.

McVea en esos momentos amaba tanto estar en el cielo en esos momentos que no tenía apuro de volver a la tierra. Pero dice que el Todopoderoso le dio una opción.

“En esa instancia… “Dios me mostro a mis cuatro hijos y me dijo que podía volver y ser su madre o podría quedarme allí, recordó. “Por primera vez en mi vida elegí a Dios… Decidí quedarme con El. Estoy tan contenta que me permita recordarlo”.

Tanto Dios, los Ángeles y McVea se movieron hacia la luz, dice ella que Dios le aclara que la decisión sería definitiva y una vez que cruzaran a través de ella, ya no sería posible volver. En el momento, se sintió totalmente cómoda con esta opción.

heaven-620x410 Crédito: Shutterstock

Cuando continuaban hacia la puerta del cielo, dijo que Dios le mostró algo que nunca olvidara: invocó la imagen de una niña riendo y jugando — niña que conmovió intensamente a McVea.

“Mi espíritu no podía contener todo el amor que sentía por ella. Cuando volteé a mirarla, la reconocí como a mí, “dijo.

McVea sostiene que Dios quería que ella supiera que El nunca la abandonó incluso en sus horas más oscuras, así que El le mostro a ella misma a la edad de 3 años — antes de abuso sexual que le cambio su vida para siempre. El amor que McVea sentía mientras se miraba a sí misma, afirma, es la misma compasión y cuidado que Dios siempre ha tenido para con ella. La experiencia le permitió a verse a través de los ojos de Dios y consecuentemente, su curación tuvo lugar.

Ya se acercaban a la puerta al final del túnel, McVea dijo que de repente oyó a su madre gritar su nombre. Como resultado, al instante se lleno de compasión y le pregunto a Dios si ella podría volver brevemente para contarle a su madre que estaba bien. Dios le dio otra opción.

“Yo sentí tal pena (por mi madre) que me di vuelta para buscar su voz — y (Dios) dijo: “Diles lo que puedas recordar”, “recordó, señalando lo que ella respondió “recordaré todo y vuelvo enseguida”.

Regresando Del Cielo

McVea de repente abrió los ojos y se encontró rodeada de enfermeras, médicos y su madre afligida. Mientras la bombardeaban con preguntas para asegurar que estaba alerta, McVea dijo seguir tratando de alejarse hacia el túnel, pero no pudo.

“Me sentí atrapada”, dijo, por su incapacidad para escapar de vuelta a la vida eterna.
Con el tiempo, McVea lentamente volvió en sí misma, pero las cosas habían cambiado profundamente. Mientras que no recordaba todos los detalles, dijo que algunos de lo que pasó en el cielo se han mantenido con ella.

Hoy en día, pese a los escépticos que dudan de la veracidad de su historia, McVea mantiene que todo pasó como lo describió. Dijo a TheBlaze que esos minutos durante los cuales fue considerada físicamente muerta en realidad representan los momentos en el que ha estado “más viva.”

Ciertamente McVea no es la primera persona que asegura haber muerto y conocer a Dios en el cielo. Esas historias sobre manifiestas ascensiones tanto en el debate como en las preguntas forman chispas y basados en el interés del público en general, es probable que sigamos escuchando de ellas.

http://www.theblaze.com/stories/2013/10/26/former-skeptic-who-says-she-died-and-went-to-heaven-describes-talking-with-god/

About Space912

Libertad: Herencia que necesita ser defendida cada día!
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s